PEPE MILÁN, EL ARTE DE CAMINAR
C a r g a n d o . . .
0

Mantenimiento

Nuestros zapatos son únicos, por eso necesitan un tratamiento y un mantenimiento especial, pero si sigues nuestros consejos tendrás zapatos Pepe Milán para toda la vida.

Usar siempre calzador
Usar siempre calzador

Esta operación protegerá el contrafuerte inserto en el talón, básico para mantener un calce correcto

Aflojar al máximo los cordones
Aflojar al máximo los cordones

Tanto al calzar, como al descalzar para evitar deformaciones o roturas en el corte (el cuerpo) del zapato

Usar pernos u hormas extendedoras cuando se quite los zapatos
Usar pernos u hormas extendedoras cuando se quite los zapatos

Ayudan a eliminar las arrugas de la pala y mantener el volumen con que la horma “esculpió” el zapato

Secar de forma natural
Secar de forma natural

No seque sus zapatos cerca de una fuente de calor después de una jornada de lluvia. Los restos de barro se retirarán con una esponja húmeda.

Cuando el zapato sea en piel y esté seco se le aplicará una fina capa de crema con un paño, y se extenderá con un cepillo de cerdas de caballo, cuando el zapato sea en textil o raso y este seco si le ha quedado alguna mancha intentar limpiar con quita manchas o acetona.

Utiliza una crema o betún de calidad para su limpieza
Utiliza una crema o betún de calidad para su limpieza

Ambos productos son igual de eficaces para esta tarea, consiguiendo el betún, si cabe algo más de brillo durante el cepillado.

La regla de oro sería la aplicación de una pequeña cantidad de producto con un paño usado, el inmediato cepillado y el acabado final con una gamuza. Para un acabado de brillo intenso o glasage, se humedecerá ligeramente el paño con unas gotas de agua.

No usarlos durante dos días seguidos
No usarlos durante dos días seguidos

El sudor que produce el pie tarda más de 24 horas en evaporarse del zapato; un exceso de humedad acumulada contribuirá a la formación de grietas en la piel al secarse ésta.

Te recomendamos que uses tus Pepe Milán en días alternos y, aunque nuestros zapatos son realmente resistentes a todo, ellos te lo agradeceran.

Zapatos de piel engrasada
Zapatos de piel engrasada

Este tipo de piel se revitalizará con la aplicación de una fina capa de crema, para después emplear grasa de caballo en pequeña cantidad, con una esponjita al efecto

Zapatos de textil o raso
Zapatos de textil o raso

Para los zapatos de textil o raso, se puede hacer con espuma quita manchas dejando que se seque lo suficiente y después cepillar para su limpieza, también se puede limpiar con un paño humedecido con acetona

Zapatos de pieles de ante
Zapatos de pieles de ante

Para las pieles de ante existen cepillos de cerdas de cobre, y otros de cerdas mixtas, cobre y nylon algo menos agresivos, que ayudarán a mantener el apresto de la piel